Organizaciones sociales en Suecia expresaron su solidaridad al pueblo de Venezuela

Diversas organizaciones sociales en Suecia, entre ellas, Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos (Capítulo sueco), Red de Solidaridad con América Latina (RESOCAL), Asociación Latinoamericana por los Derechos Humanos, Gotemburgo, y el Partido Comunista (KP), suscribieron una carta en la que expresaron su solidaridad con el pueblo de Venezuela.

En la misiva, lamentaron profundamente que la Ministro de Relaciones Exteriores, Margot Wallström, esté contribuyendo a que el Reino de Suecia y la Unión Europea se sumen a los planes de los Estados Unidos de intervención militar en la República Bolivariana de Venezuela.

Por el contrario, Suecia debe promover una solución pacífica al conflicto en Venezuela y apoyar las iniciativas dirigidas a establecer un diálogo entre el Gobierno y la oposición. 

Tanto México como Uruguay, así como el Vaticano, han auspiciado iniciativas esperanzadoras para las conversaciones de paz que han sido bien recibidas por el legítimo presidente de Venezuela.

Es evidente además que EE.UU. no cuenta con apoyo en América Latina, donde la mayoría, es decir, 19 de los 35 países de la OEA (Organización de los Estados Americanos) se han distanciado del autoproclamado Guaidó y mantienen cooperación con el Presidente Maduro. Y Margot Wallström tiene consigo sólo a 11 de los 28 países miembros de la Unión Europea.

Suecia ha contribuido con anterioridad a las conversaciones de paz en El Salvador, Guatemala y Colombia, por ello instamos al Gobierno sueco a que continúe en el camino por la paz. Suecia debe abogar para que la Unión Europea cancele las sanciones actuales y las medidas coercitivas unilaterales que afectan al pueblo de Venezuela.

También queremos exhortar al Gobierno sueco a que no contribuya a la llamada ayuda humanitaria que EE.UU. prepara como cobertura para una intervención militar. El levantamiento de las sanciones es la mejor manera de mejorar la economía de Venezuela

Suecia debe proteger el derecho internacional, el respeto a la autodeterminación de Venezuela y el principio de no-intervención en los asuntos internos de los países.Son los propios venezolanos, en acuerdo con la comunidad internacional, quienes deben encontrar soluciones dentro del marco de la constitución y con respeto a la autodeterminación de los pueblos. No es la función de EE.UU. y la Unión Europea de elegir al presidente de Venezuela o de cualquier otro país.

El Secretario General de las Naciones Unidas ha enfatizado que no es la función de los EE.UU. ni de ningún otro país de reconocer a los gobiernos de otros estados miembros; eso sólo incumbe a la Asamblea General, la cual continúa reconociendo al liderazgo estatal de Venezuela.

Suecia debe considerar a la ONU y respetar la voluntad del pueblo venezolano, expresada en elecciones que cuentan con apoyo legal en la Constitución venezolana. Suecia debe salvaguardar los derechos humanos y la democracia, rechazando todas las acciones que puedan exacerbar la situación en el país, corriendo el riesgo de promover una guerra civil y también la guerra en América Latina y el Caribe.

No participemos en que se repita el inmenso sufrimiento humano que, con el apoyo de los EE.UU., sumió a los pueblos de Brasil, Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay y otros en la década de 1970, acontecimientos de los cuales muchos refugiados y sus descendientes que viven en Suecia pueden dar testimonio.

Estocolmo, 2019-02-11

Firman:

Consejo Sueco por la Paz; SWEDHR (Médicos Suecos por los Derechos Humanos); Folket i Bild Kulturfront; Asociación Sueco-Cubana; Asociación Cubanos por Cuba; Venezuelanätverket; Hands off Venezuela; Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos (Capítulo sueco); Comité por la Solidaridad Internacional; Comité 5 de Octubre, Estocolmo; Argentinos para la Victoria, Suecia; BRASSAR – Brasileños en Suecia por la democracia; Melin Newen Mapu; Asociación Jaime Pardo Leal; Semanario Liberación; Comité de Solidaridad con Nicaragua “Carlos Fonseca Amador”; Red de Solidaridad con América Latina (RESOCAL); Asociación Cultural Boliviana Tiwanacu; Asociación de Amistad Sueco Ecuatoriana; Asociación de Integración Cultural – AIC; Asociación de Solidaridad con El Salvador – Estocolmo; Asociación Solidaria Latinoamericana -Radio Bahía; Centro Cultural Peruano; Federación Nacional Víctor Jara; Academia Antirasista; eFOLKET; Asociación Latinoamericana por los Derechos Humanos, Gotemburgo; Partido Comunista (KP).

Prensa Digital MippCI/MppRE

Send this to a friend