Presidente Nicolás Maduro: Las banderas de lucha del 23 de Enero jamás serán traicionadas

“Hoy podemos decir con orgullo y determinación, que las banderas de lucha del 23 de Enero, jamás serán traicionadas”, expresó este miércoles el Presidente de la República, Nicolás Maduro, con motivo de conmemorar 61 años de una fecha histórica para Venezuela.

El 23 de enero de 1958, el pueblo salió a las calles, en unión cívico-militar, con algunos militares patriotas que se habían alzado el 1° de enero de 1958, para luchar contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, a fin de instaurar un sistema democrático, que hiciera posible la participación política de todos los ciudadanos y la justicia social en el país,

En su cuenta de Twitter @NicolasMaduro, el Jefe de Estado reconoció al pueblo el pueblo aguerrido que salió a las calles para recuperar la democracia.

El 23 de enero de 1958, fue el punto final de 22 días de las protestas la gestión de Pérez Jiménez, que a su vez marcaron el inicio de la pseudodemocracia de gobiernos liberales y neoliberales, socialdemócratas y socialcristianos, que hasta 1999 se alternaron la presidencia del país ignorando las necesidades del pueblo venezolano.

Pocos meses después del derrocamiento de Pérez Jiménez, la dirigencia política de la derecha (Acción Democrática, el Comité de Organización Política Electoral Independiente y la Unión Republicana Democrática), traicionó a la izquierda, representada en el Partido Comunista de Venezuela (PCV), excluyéndola del gobierno, tras la firma del un acuerdo suscrito con el imperialismo estadounidense en Nueva York, conocido como el Pacto de Punto Fijo.

El 31 de octubre de 1958, se secuestró la gobernabilidad e implantó la democracia representativa, antipopular y entreguista de las riquezas del país a las empresas trasnacionales, que se impuso en Venezuela durante los 40 años de la Cuarta República.

Los gobiernos puntofijistas le dieron la espalda a las luchas de los movimientos populares que hicieron posible el 23 de enero, persiguieron y asesinaron a la disidencia, usando el terrorismo como política de Estado, e impusieron los paquetes económicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), contrarios a los intereses de los más desprotegidos, privilegiando sus propias ambiciones.

Prensa Digital MippCI

Send this to a friend