Venezuela recibe premio internacional en Italia

03/06/2013

La República Bolivariana de Venezuela se hizo acreedora de la “Mención Especial del “Premio Internacional: Ecología Verde Ambiente” en su tercera edición, realizada el 2 de junio, en la ciudad de Sorrento -Italia- convirtiéndose así, en el primer país en recibir esta distinción otorgada a científicos, políticos, investigadores y periodistas de reconocida trayectoria nacional e internacional.

El representante del gobierno venezolano en Italia, Julián Isaías Rodriguez Díaz, recibió este galardón de manos del senador italiano, Guido Pollice, presidente de la Asociación VAS (Verde Ambiente y Sociedad) quien expresó “un especial reconocimiento al gobierno bolivariano por la lucha emprendida en estos últimos trece años por el bienestar de su población, por su empeño en combatir la desigualdad y por promover leyes favorables al medio ambiente en pleno respeto de las culturas aborígenes”.

El diplomático venezolano agradeció en nombre de Venezuela la entrega de este reconocimiento internacional, enfatizando que el país seguirá avanzando en la implementación de políticas miradas a elevar la calidad de vida. “En el último decenio nuestro país ha sido referencia mundial en la lucha contra la desigualdad, por su empeño en el acceso de toda su población al agua potable y por la redistribución de la riqueza petrolera en programas sociales que contribuyan a elevar la calidad de vida y el buen vivir de todos y todas” aseveró Rodríguez Díaz.

Además señaló que “somos un pais petrolero desde 1908, sin embargo, en los últimos años hemos instaurado mecanismos para que éste recurso natural no manche de negro nuestra tierra, nuestros ríos y nuestros mares; desarrollando contemporaneamente políticas que afianzen la responsabilidad ambiental de nuestra empresa nacional y fomentando la creación de nuevas áreas protegidas y parques nacionales. Así mismo, en Venezuela el agua es un derecho humano y un bien común, por lo tanto no es negociable. Hemos protegido nuestros mares de la pesca de arrastre. Y a diferencia de países responsables del calentamiento atmosférico, suscribimos la normativa del Protocolo de Kioto”.

El Premio Internacional Ecología Verde Ambiente se ha realizado por tres años consecutivo en el marco del Día Mundial del Ambiente, celebrado desde 1973, el 5 de junio de cada año.

Este galardón, realizado con el objetivo de individuar personalidades a nivel nacional e internacional empeñados en la defensa del ambiente y de los derechos sociales, ha reconocido a personalidades como: Tawakkul Karman -premio Nobel para la paz 2011-; la científica italiana, Maria Caramelli, autora de más de 130 revistas especializdas y referencia mundial por sus investigaciones sobre la encefalopatia espongiforme bovina (Vaca loca) y la ingeniera aeroespacial, Laura Merotto, por su investigación sobre los recursos energéticos que se encuentran en el espacio y el acceso democrático a los mismos por parte. El gobernador de estado brasileño de Amapá, Jose Capiberibe, también recibió este reconocimiento por el empeño de su gestión en la preservación de la biodiversidad en su territorio, conformado en un 76% por la selva amazónica con un 73% de extensión declarada área protegida.

Este premio coloca a nuestro país Venezuela en un lugar privilegiado en el ámbito internacional por su lucha contra la desigualdad y su política ambiental y se enmarca en la antesala al reconocimiento que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés), otorgará el próximo 16 de junio a la República Bolivariana de Venezuela durante la Conferencia de este Organismo a realizarse los días 16 y 17 de junio Roma, Italia, por haber cumplido anticipadamente la meta propuesta por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

De acuerdo con cifras de la FAO, entre 1990 y 1992 Venezuela registraba 13,5% de su población con hambre, mientras que entre 2007 y 2012 esta cifra se ubicó en apenas 5%. El desarrollo y el crecimiento no es aquel referido netamente al ámbito económico. El verdadero crecimiento radica en el respeto al medio ambiente y a sus habitantes. Separar el crecimiento económico del ambiente, es irrespetar el habitat y por ende atentar contra nuestra propia vida.

Prensa Ambavene / Prensa MinCI