Órgano Superior de Vivienda se pondrá al servicio de los trabajadores universitarios

29/05/2013

El Órgano Superior de Vivienda se incorporó este 28 de mayo a la mesa correspondiente al tema habitacional, instalada en el marco de la normativa laboral del sector universitario, a través de la que se discute la contratación colectiva que regirá a docentes, trabajadores y obreros de este sector por el periodo 2012-2013.

Durante una rueda de prensa ofrecida en la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (Unefa), el titular del ministerio de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, celebró la incorporación de su despacho a la discusión de las reivindicaciones socio-económicas de la comunidad universitaria, toda vez que impulsan el alcance del “salario social”, que contrasta con otro tipo de reivindicación salarial en la medida en que abarca temas como la formación permanente de los trabajadores, su seguridad alimentaria, la recreación y el turismo, la salud y la vivienda.

“Tenemos una visión integral no solamente del tema de la vivienda sino de las condiciones de vida de todos los venezolanos (…) si nosotros llegamos a comprender que aprovechando las potencialidades de todos los que participamos en la universidad podemos tener resultados mucho más efectivos, vamos a tener grandes logros no solamente en vivienda sino en los otros sectores”, dijo Molina.

Resaltó que en materia de vivienda “tenemos una tremenda oportunidad”, en primer lugar por las fortalezas constructivas que se han desarrollado con la experiencia de la Gran Misión Vivienda Venezuela, y en segundo lugar por la cantidad de terrenos con los que cuentan casi todas las casas de estudios superiores del país.

“Yo creo que no hay universidad nacional autónoma, experimental e incluso institutos que no tenga terrenos de sobra. Todas tienen terreno suficiente como para desarrollar sus instalaciones educativas pero también para el desarrollo de viviendas y residencias estudiantiles”.

Aunado a ello, destacó que las universidades tienen capacidades técnicas para desarrollar proyectos de manera mucho más efectiva que si se contratara el servicio de modo extra universitario. “Cada proyecto habitacional, además, es una oportunidad para convertirlo en un proyecto de formación. Tenemos capacidades profesionales para la ejecución de las obras”.

Desde el punto de vista financiero para hacer realidad este proyecto, Molina explicó que no solamente se cuenta con el apoyo del Estado, sino que se podría acceder a la banca pública, privada y también aprovechar los recursos que están disponibles en las cajas de ahorro o mediante los aportes vía prestaciones sociales, que se utilizarían como forma de pago de la vivienda.

Una vez enumeradas estas potencialidades, el titular de la cartera de Vivienda y Hábitat aseguró que existían todos los elementos para “poder incorporar proyectos bien efectivos en el sector universitario”.

Asimismo, recordó a los docentes, trabajadores administrativos y obreros del sector universitario, que la Gran Misión Vivienda Venezuela Obrera – aprobada por el presidente Nicolás Maduro – es una herramienta para saldar las necesidades habitacionales de la clase trabajadora del país.

Sobre la incorporación del Órgano Superior de Vivienda a la discusión de la contratación colectiva, el ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla congratuló la iniciativa y expresó su satisfacción, toda vez que el trabajo mancomunado entre despachos gubernamentales permitirá “avanzar en un tipo de contratación distinta que incluya temas sociales fundamentales como el tema de la vivienda”.

“Esto va en una línea de no solo de unas convenciones colectivas de nuevo tipo, sino también el avance en la transformación de la universidad, del trabajador universitario”, concluyó el titular de Educación Universitaria.

AVN