Cómo prevenir el virus AH1N1

Publicado: 24/05/2013

La gripe AH1N1 es un subtipo de influenza que afecta a los humanos. Se transmite de persona a persona de forma muy similar al proceso de contagio de la gripe estacional, es decir, a través de la tos y los estornudos, o llevando las manos a la boca y la nariz después de tocar algo infestado con el virus

Por esta razón es que las medidas de prevención siempre insisten en el lavado frecuente de las manos. Los gel antibacteriales también son útiles en tiempos de gripe.

Los médicos recomiendan a las personas con síntomas gripales cuidarse mucho de estornudar y toser con un pañuelo, preferiblemente desechable, para evitar afectaciones adicionales entre la gente que nos rodea.

Es especialmente recomendable combatir la fiebre y el malestar con antipiréticos, como el acetaminofén, y desechar la posibilidad de hacerlo con aspirina (ácido acetilsalicílico).

Evitar el contacto con las personas que somatizan la gripe es igualmente importante.

Los síntomas más notables son fiebre alta, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio extremo, congestión y secreción nasal, estornudos, dolor de garganta y tos seca severa de larga duración.

3 millones de vacunas

La otra medida preventiva de amplio impacto se remite a las vacunaciones. En este sentido, la ministra de Salud, Isabel Iturria, ha llamado a la calma de los venezolanos, tras conocerse la noticia de al menos 125 casos confirmados en el estado Mérida, en la región andina del país.

Iturria puntualizó que no es necesario aplicar la vacuna contra la influenza AH1N1 a todas las personas, sino a los grupos vulnerables; embarazadas, lactantes y niños pequeños, especialmente los menores de dos años; personas de cualquier edad que padecen ciertas enfermedades crónicas, como asma bronquial o neumopatías, cardiopatías, diabetes sacarina, nefropatías o algunas enfermedades del sistema nervioso; personas mayores de 65 años; trabajadores de los centros de salud; y personas con cáncer y VIH.

“Estos grupos específicos todos los años deben vacunarse contra la influenza. No existe un tratamiento específico. Los tratamientos con medicamentos, pese a los esfuerzos de los laboratorios, no han demostrado utilidad contra la enfermedad”, explicó Iturria.

El Ministerio de Salud ha aplicado este año alrededor de 3 millones de vacunas contra la influenza AH1N1 entre los grupos de riesgo.

También explicó que en Brasil, Colombia y Venezuela está circulando el virus, aunque sin reportar emergencia alguna, pues se trata de un comportamiento cíclico de la enfermedad.

 

AVN