Casas de alimentación contribuyen con reducción de la pobreza

03/01/2013
casaalimentacion1352765082

El proyecto de Casas de la Alimentación contribuye a la reducción de la pobreza al brindar una sana alimentación a la población, promover la creación de proyectos socioproductivos y el trabajo en conjunto con las misiones sociales e instituciones del Estado.

No es un programa asistencialista sino que es un proyecto “que ha permitido que las personas superen la pobreza porque cada una de las misiones interactúa”, afirmó Zoraida Ramírez, presidenta de Fundación Programa de Alimentos Estratégicos (Fundaproal), en declaraciones a Venezolana de Televisión (VTV).

Ramírez explicó que el trabajo de Casas de Alimentación, administradas por Fundaproal, no solo consiste en servir platos de comida para las personas que los necesitan sino “que hay un trabajo conjunto de todas las misiones sociales, tal como lo ha instruido el comandante Chávez”.

La presidenta de Fundaproal indicó, además, que un ejemplo de ello es que estas casas son abastecidas por la red Mercados de Alimentos (Mercal) y, en el caso del desarrollo de los proyectos socioproductivos, “es importante decir que contamos con el apoyo del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), la empresa socialista Venezolana de Alimentos La Casa (Venalcasa) y el Instituto Nacional de Nutrición (INN)”.

“Cada uno de alguna manera, ya sea por financiamiento, formación, seguimiento y abastecimiento” contribuyen al trabajo de esta fundación que, desde el año 2004, ha servido más de 3.500 millones platos de comida, destacó Ramírez.

Asimismo, las Casas de Alimentación tienen como objetivo promover la cultura alimentaria venezolana, al convertirse en espacios donde se dictan charlas sobre nutrición y la soberanía alimentaria del país.

De acuerdo con información de Fundaproal, la red Mercados de Alimentos (Mercal) abastece semanalmente a las Casas de Alimentación con productos de la canasta alimentaria como pollo, carne, hortalizas y víveres, lo que se traduce en unas 124.000 toneladas de alimento al año.

Las Casas de Alimentación fueron creadas por el Gobierno Nacional en marzo de 2004 y están bajo la responsabilidad de Fundaproal, con la finalidad de disminuir los índices de pobreza extrema y ampliar el acceso a los alimentos a la población más vulnerable.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que en el primer semestre de 1997, bajo el gobierno de Rafael Caldera, 55,6% de los venezolanos era pobre; de esa porción, 25,5% vivía en situación de pobreza extrema. Para la segunda mitad de 2011, 26,5% de la población es pobre y el porcentaje de miseria se redujo a 7%.

La dramática reducción de los índices de pobreza que ha experimentado el país durante la gestión del presidente Hugo Chávez, obedece a una política concertada por el Ejecutivo para garantizar el acceso a los alimentos a la población, la gratuidad de la salud y la educación, el fomento de las fuentes de empleo y la ampliación de la seguridad social.

AVN