Desciende inflación en alimentos por impacto de Misión Agro Venezuela

07/09/2012
cereales.gra_

La inflación de los alimentos se desaceleró por quinto mes consecutivo al ubicarse en 17,9% para agosto, lo cual revela los efectos positivos de una mayor producción de hortalizas debido a la Gran Misión Agro Venezuela, lo cual ha permitido -entre otros factors- acentuar la desaceleración de precios en bienes y servicios.

Así lo informó Víctor Blanco, asesor a la presidencia del Banco Central de Venezuela (BCV), al comentar los más recientes resultados del índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc), que registran una variación intermensual en agosto de 1,1%, y una acumulada de 9,8%.

“(La inflación de los alimentos se ubicó) incluso por debajo de inflación general que está en 18,1%, allí se ha hecho un trabajo importante y para continuar abatiendo la inflación se debe incrementar la producción de alimentos”, resaltó.

De hecho, el informe del BCV revela una fuerte desaceleración en los precios de los alimentos en los últimos cinco meses, desde el 31,5% que marcó en abril.

Entre los alimentos que tienen gran importancia en la dieta del venezolano están el tomate, la cebolla, el pimentón, la zanahoria y la papa.

Blanco destacó que los resultados del Inpc están en consonancia con el informe del Producto Interno Bruto (PIB); que para el segundo trimestre del año registró un crecimiento de 5,4%.

“Allí el PIB agrícola, que incluye la parte animal y vegetal, se incrementó en 2%”, explicó. Por esos indicadores, Blanco estima que, de mantenerse el comportamiento del Inpc, la inflación culminará el año del por debajo del 20% previsto en el presupuesto de este año.

Para que esa tendencia sea sostenible, el economista reiteró la necesidad de continuar la producción de bienes, lo cual permitirá tener oferta suficiente para atender las demandas de la población venezolana, especialmente en el último semestre del año.

Dentro del trabajo que realiza el gobierno nacional para combatir el alza de precios se encuentra el Comité por la Inflación de un Dígito, en donde se reúnen las autoridades del BCV, representantes de los ministerios del área productiva y demás instituciones públicas relacionadas.

Durante esas reuniones se evalúa de forma constante la evolución de los precios y se acuerdan medidas pertinentes, que permitan desatar los nudos que se pudieran detectar en el desarrollo de la cadena de comercialización o distribución de alimentos y demás bienes necesarios para la población.

“El Banco Central registra mes a mes aquellos productos de mayor sensibilidad e impacto en el consumo del venezolano, por ejemplo, para las hallacas de diciembre todos los productos necesarios para su elaboración deben estar en disponibles en cantidades suficientes para noviembre y diciembre, y para ello se están preparando de aquí a diciembre. Ya sabemos cuáles son los productos que se consumen más y la expectativa es que la inflación va a caer”, explicó.

AVN