Incorporan 200 madres al plan Llegó Maíta

Publicado: 11/07/2012

200 madres se integran este miércoles al Plan Llegó Maíta, que tiene como fin la pacificación de los recintos penitenciarios, informó este miércoles la ministra para Asuntos Penitenciarios, Iris Varela.

Esta iniciativa, que se inició a mediados de junio en siete centros penitenciarios del país, contempla tres etapas: capacitación, recreación y certificación.

Las madres reciben formación en oficios como corte y costura, peluquería, manicure, repostería, contabilidad, acuicultura y al finalizar la preparación son certificadas por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces).

“El objetivo final que tiene este plan es batallar contra la delincuencia desde un punto de vista humano y novedoso”, precisó Varela.

En su intervención en el programa radial No te prives, que transmite la emisora radial Alba Ciudad 96.3 FM, Varela refirió que el Ministerio para Asuntos Penitenciarios continuará impulsando planes que incluyan a otros integrantes del núcleo familiar de los internos.

“También tenemos pensado trabajar con las esposas, después será con los hermanos. Son tres pasos que van involucrando a los familiares y si el privado no tiene familia, se le conseguiría una familia solidaria que lo asista”, explicó.

Durante el programa, Varela también habló de la reunión que sostuvo esta semana con la ministra de Desarrollo Social de Argentina, Alicia Kirchner.

“Es impresionante la similitud del trabajo que se despliega en Argentina con el que ejecuta el gabinete social del Gobierno revolucionario, a través de sus distintas carteras”, dijo Varela.

Comentó que Kirchner se mostró emocionada al observar un micro institucional sobre los planes realizados por el Ministerio para Asuntos Penitenciarios para la pacificación de los centros penitenciarios del país.

Informó que en las próximas semanas una delegación venezolana viajará a Nicaragua, Cuba y Argentina para observar el funcionamiento de los sistemas penitenciarios de dichos países.

Como parte del trabajo productivo que lleva a cabo la población privada de libertad, Varela informó que este miércoles y jueves serán sembradas 180 hectáreas de maíz, en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), en el estado Guárico.

“Estamos orgullosos de que parte del trabajo productivo que se realiza en el país tenga un porcentaje de la población privada de libertad. Lo que queremos es convertir a las cárceles en unidades de producción, en escuelas para la vida, en espacios de formación de donde salga la mujer y el hombre nuevo”, destacó la ministra.

RNV